LA UCR QUIERE QUE SE DECLARE LA EMERGENCIA VIAL EN LA PROVINCIA

LOCALES 12 de abril de 2016 Por
Quiere crear una comisión legislativa permanente para auditar el estado de las rutas en todo el territorio. Advirtió un abandono por parte del Estado en la materia y aseguró que existen tramos ruteros “calamitoso” que “atentan contra la vida” de quienes deben transitarlos.
82730w320h320
Diputados del radicalismo presentaron un proyecto de ley, impulsando la declaración de la emergencia vial en todo el territorio provincial para “implementar una estrategia concreta que solucione la grave situación que afecta en igual medida a todos los formoseños”.
“Concretamente nos mueve a hablar de emergencia, la enorme deficiencia de infraestructura vial de la gran mayoría de las rutas provinciales, una gran parte de ella - por no decir la mayoría - de tierra y las graves consecuencias que esto ocasiona”, plantea la iniciativa impulsada por los diputados Antonella Maglietti, Mirna Molinas y Osvaldo Zarate.
Apuestan a que la emergencia vial implique, entre otras consecuencias, la obligaciónón de los distintos organismos competentes en la materia de adoptar de manera coordinada medidas excepcionales, idóneas, indispensables y urgentes, tendientes a paliar las deficiencias viales, considerando prioritario el acceso fluido a cada localidad, pueblo, ciudad y/o paraje.
El texto que tomara estado público en las últimas horas estimula la conformación del Programa Provincial de Recuperaciónón de Rutas Provinciales y Caminos Vecinales, que tendráá como meta “mejorar, coordinar y potenciar las acciones de los organismos competentes en la materia para la planificaciónón a largo plazo de las obras de infraestructura que demanden la construcciónón y el mejoramiento del estado de todas las rutas provinciales y caminos vecinales con el objetivo de mejorar la circulación y la comunicación entre los distintos puntos geográficos de la provincia”.
Los radicales pretenden que la autoridad de aplicaciónón sea la Direcciónón de Vialidad Provincial, aunque proponen que
el Poder Legislativo, a través de una comisión permanente de seguridad vial, sea quien audite audita el estado de las rutas provinciales, caminos vecinales y nacionales existentes en Formosa.
“La infraestructura juega un papel determinante en la accidentología vial; como si se tratara de una regla matemática, el índice de siniestralidad guarda una estrecha relación con el estado de nuestras rutas. El tránsito seguro depende, entre otros factores, del mantenimiento de las carreteras, la señalización vertical y horizontal, la iluminación, las características de las banquinas, las vías de escape, los sectores de detención, por asolo citar alguno de ellos”, consideraron los legisladores al justificar el proyecto.
“El problema no solo está en que las rutas sean angostas, sino que aparecen en patente e inexorable deterioro, presentan enormes baches, se inundan cuando llueven y se tornan intransitables por largos lapsos de tiempo, tienen curvas pronunciadas; pero es el nulo mantenimiento que genera grandes baches, rotura de puentes y alcantarillas, y que las malezas cubran la visión, entre otros grandes y graves problemas”, ampliaron.
“La falta de mantenimiento de las rutas, ha ocasionado numerosos accidentes fatales y ya se han perdido muchas vidas por ello; es imperioso corregir esta situación, la que no puede prolongarse más en el tiempo”, agregaron.
“Por otro lado, actualmente la situaciónón de desastre que presentan diversos accesos a los pueblos y colonias del interior provincial hacen que muchos maestros y policías formoseños tengan que buscar accesos alterativos recorriendo más kilómetros en caminos que también se van deteriorando, lo que genera un gran malestar en los docentes y padres de las comunidades de la provincia. Esto significa que el mal estado de los caminos afecta y lesiona directamente en la educaciónón de nuestros niños y a la seguridad de las poblaciones formoseñas”, sostuvieron.
Pero no es todo: “El mal estado de las rutas incide directamente en la calidad de vida de los vecinos, dificulta o verdaderamente impide el desarrollo económico. Las rutas intransitables o en mal estado entorpecen y perjudican ampliamente las posibilidades de desarrollo de las comunidades. La desidia y la corrupciónón carcomen nuestras vías de comunicaciónón, como podemos comprobar con las numerosas rutas aún en construcciónn, o en pésimo estado”.

Boletín de noticias