Confirman condena de casi 9 años a policía por robo a mano armada

LOCALES 17/04/2016 Por
En su carácter de Tribunal de Casación, el Superior Tribunal de Justicia confirmó la pena dictada por la Cámara Primera en lo Criminal al suboficial Juan David Cardozo como autor material y responsable del robo a mano armada cometido en perjuicio de una mujer en el cajero automático ubicado en avenida 9 de Julio y Juan José Silva de esta capital.
137550469180
El funcionario policial fue condenado por el delito de robo a mano armada doblemente agravado por el uso de arma de fuego y por su condición de policía, en un caso que si bien ocurrió años atrás, aún hoy es muy recordado por las particularidades que tuvo el hecho: el asalto fue cometido en pleno día (alrededor de las 16) en el cajero automático ubicado en el Superior Tribunal de Justicia, el autor fue un policía y antes de ser apresado se desató una intensa persecución que concluyó a pocas cuadras del lugar del atraco, en Corrientes y pasaje Yapeyú.
La Cámara Primera en lo Criminal llevó adelante el juicio oral y público y dictó la correspondiente sentencia, la cual fue recurrida ante el STJ por la defensa del condenado.
En la máxima instancia provincial, el tribunal de Casación, confirmó dicha sentencia a través del fallo N° 4613, rebatiendo con sólidos fundamentos jurídicos los diferentes planteos formulados por el abogado defensor de Cardozo, quien solicitó se haga lugar a su impugnación y se modifique la figura delictiva, aplicándose la de hurto simple en grado de tentativa.
La Defensa del condenado cuestionó el valor probatorio de la versión de la víctima y los dichos de los dos testigos sobre los que se basan los argumentos de la sentencia para tener por ciertas las circunstancias de modo, tiempo y lugar del hecho atribuido a Cardozo.

RELATO COHERENTE
Al emitir el primer voto, el juez Ricardo Cabrera sostuvo que la sentencia explica con suficiencia argumentativa por qué es racionalmente aceptable la versión brindada por la mujer víctima del hecho delictivo y de los testigos que al declarar corroboraron la misma, siendo un dato relevante el planteo de la calidad de testigos no presenciales, “cuando sin dilaciones temporales tomaron conocimiento del hecho por la propia víctima, las cuales coinciden en la descripción de lo sucedido”.
Respecto al uso del arma de fuego, el magistrado señaló que el personal policial que acudió al lugar inmediatamente después de ocurrido el robo, asentó la declaración de la víctima, quien al relatar lo sucedido hizo referencia a la existencia y utilización del arma de fuego por el autor, mucho antes del acta que dejo constancia cuando la mujer tomó contacto con su victimario y el arma en el momento de su arresto.
Con relación al robo que a criterio de la Defensa no llegó a consumarse, el doctor Cabrera advirtió que la sentencia rechazó este planteo porque el autor tuvo disposición del dinero mal habido durante un tiempo considerable entre la consumación del hecho y su aprehensión, habiendo dispuesto de veinte pesos de los mil robados.
Para el magistrado del primer voto –al que adhirieron íntegramente sus pares Ariel Coll, Eduardo Hang, Marcos Quinteros y Guillermo Alucín- lejos de tratarse de una inobservancia o errónea aplicación de la ley penal sustantiva, lo que la Defensa postula es una distinta valoración probatoria, y que modificado el sustrato fáctico probado en la causa, “mutará la calificación jurídica impuesta en el fallo cuestionado, pero no hace una crítica de los fundamentos plasmados en dicha sentencia, sino que plantea una visión diferente, alternativa, por lo que no llegan a ser propiamente agravios contra dicha sentencia condenatoria”.
A modo de conclusión, el fallo del STJ adhiere en todas sus partes el pronunciamiento de la Cámara Primera en lo Criminal, indicando que el mismo refleja la ilación que los magistrados realizan a partir de una secuencia fáctica clara, sin solución de continuidad, donde la suma de las pruebas recolectadas en la causa solo admiten una conclusión, que no es otra que la establecida por el tribunal juzgador de condenar a Juan David Cardozo por encontrarlo autor material del delito de robo doblemente agravado por el uso de arma de fuego y la condición de funcionario policial.

Te puede interesar