Olivera quiere diferir el aumento del precio del boleto del servicio de pasajeros

LOCALES 24 de abril de 2016 Por
Reclamó a la concesionaria una revisión profunda de la calidad de su servicio para “merecer el beneficio que pretende”. Insistió con una nueva licitación y el compromiso municipal en materia de arreglo de calles y seguridad en determinados barrios de la ciudad.
FABIAN COLECTIVO

El concejal Fabián Olivera cuestionó el escenario que se reabre en el seno del parlamento municipal, donde los legisladores se aprestan a considerar un nuevo pedido de aumento realizado por la prestataria del servicio público de pasajeros, la semana pasada. “Como representantes del vecino tenemos la obligación de custodiar la calidad del servicio y como en este caso los ejemplos de una mal prestación son cada vez más frecuentes, la primera reacción que me invade es rechazar la solicitud de Ciudad de Formosa”, planteó.
El pedido tomó estado parlamentario en la última sesión, tras lo cual fue derivado a la Comisión de Transporte, cuyos integrantes analizaran el contenido el martes, probablemente.
“Sobre el servicio público de pasajeros ya me expedí varias veces, al considerar conveniente un nuevo proceso licitatorio que contenga un reordenamiento de las líneas y la recuperación de muchísimas calles; pero también para no caer en los mismos errores del anterior intendente”, dijo Olivera al opinar sobre la actualidad del servicio urbano capitalino.
“La relación entre los vecinos y Ciudad de Formosa está muy estropeada y difícilmente se produzca una recuperación; pero la prestación no puede detenerse”, enfatizó.
“Aun se mantiene la modificación de recorrido de algunas líneas del servicio de pasajeros; la prestataria debe recurrir a este mecanismo porque en algunos casos el recorrido trazado incluye calles que están completamente intransitables”, advirtió el legislador.
Al brindar precisiones, detalló que “las líneas 90 y 95 ya no utilizan la calle Almeida, que divide los barrios Eva Perón y Republica Argentina; esa vía tiene profundos y extensos agujeros y representa un verdadero peligro para la estructura de las unidades y también para los propios pasajeros”, definiò.
Agregó enseguida que “la línea 70 dejó de ingresar al San Agustín porque la avenida Massaferro está en malas condiciones y, al igual que en el caso del Circuito 5, el temor de los choferes y la prestataria es totalmente lógico”.
“Esto impacta negativamente en la vida de quienes usan el servicio, ya que estaban habituados a determinadas paradas, a horarios y frecuencias que intempestivamente fueron modificados sin avisar convenientemente”, destacó.
“Ignoro si la empresa pidió o informó el cambio de recorrido; pero de una u otra forma lo que queda en evidencia y me preocupa, es que la firma se vio en la obligación de tomar esa decisión porque la Municipalidad no cumple con elementales obligaciones”, evaluó.
“En medio de todo, los usuarios son afectados por la ausencia del servicio comunal que parece representar la continuidad de la gestión anterior, por lo aletargada y desinteresada”, criticó Olivera.
“A este panorama, irremediablemente, hay que agregar el manejo antojadizo de la empresa al disponer la cantidad de unidades que quiere o le conviene, violando el acuerdo; lo demás es materia conocida por los vecinos: colectivos que incumplen las frecuencias, los sistemas de refrigeración se mantienen apagados o descompuestos, coches en muy malas condiciones mecánicas y sucios”, graficó.
“También es necesario saber que la obra social contratada por la empresa para asistir a sus empleados se mantiene cortada y, de acuerdo, con muchos choferes que se me acercan, espontáneamente, habría un marcado incumplimiento salarial y laboral que, por estar en el medio el Estado, no puede tolerarse bajo ninguna circunstancia”, apreció.
“Me parece que son más que suficientes razones para que la nueva licitación sea la prioridad del intendente y hasta tanto, no se garantice una razonable prestación, no dar lugar al pedido de aumento”, sintetizò.

Boletín de noticias